cerrar

Igualdad efectiva en el empleo y la ocupación

05-nov-2019

El registro de la jornada laboral y el registro salarial obligatorio son dos temas de actualidad que tienen como objetivo la igualdad entre las personas trabajadoras.

Rosa Virolés, magistrada del Tribunal Supremo, durante su ponencia. Desde el pasado mes de marzo la nueva normativa obliga a las empresas a llevar un registro con los valores medios de los salarios, complementos salariales y percepciones extrasalariales con el fin de corregir la desigualdad salarial y de oportunidades por razones de sexo.

Esta mañana, organizada por Wolters Kluwer y Cámarabilbao, se ha celebrado una jornada profesional en la que Rosa Virolés, magistrada del Tribunal Supremo, ha explicado los pormenores del Real Decreto Ley 6/2019, de Medidas Urgentes para la Garantía de la Igualdad de Trato y Oportunidades entre Hombre y Mujeres en el Empleo y la Ocupación.

Una norma que obliga a los empresarios y autónomos con empleados a llevar un registro salarial de los y las trabajadoras, distinguidas por sexo y distribuidas por grupos profesionales, categorías o puestos de trabajo similares para evitar la brecha salarial. Por su parte, la plantilla laboral tiene derecho a conocer y acceder a esta información a través de sus comités de empresa o delegados sindicales.

Las conclusiones sobre igualdad salarial aportadas por Rosa Virolés han sido muy claras:

Por un lado: “el empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la mi.ma retribución, satisfecha directa o indirectamente, sea salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquella”.

Y, “un trabajo tendrá igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes”.

Hoy por hoy el propósito de reducir la desigualdad salarial entre hombres y mujeres es uno de los aspectos sobre los que más se están concienciando las empresas. La implantación del Registro Salarial es una forma de conseguirlo.

Por otro parte, también se ha hablado de la regulación del tiempo de trabajo. En concreto, el articulado señala que “la empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria”. En este sentido, Rosa Virolés ha señalado que “la obligación de registro no afecta a las medidas de flexibilidad de la jornada, como la distribución irregular de la misma”.