cerrar

Únicamente el 20 por ciento de las empresas de Bizkaia ha registrado sus marcas o diseños

27-ago-2020

En el primer semestre de 2020 se solicitaron 20 patentes nacionales, tres más que en 2019

Proteger los derechos de Propiedad Intelectual no constituye una actitud arraigada entre las personas emprendedoras de Bizkaia. De hecho, y según el estudio Norabidea-2020, elaborado por barrixe-Observatorio de la Innovación de Bizkaia, solo el 20% de las pymes vizcaínas afirma haber registrado en alguna ocasión sus marcas, invenciones o diseños. De ese porcentaje, el tipo más común es el de ‘marcas’ (14,4%), mientras que el registro de un ‘modelo de utilidad’ apenas alcanza el 2,4%, y el de ‘patentes y diseño industrial’ se queda en un 2,3%.

Sistemas de protección del conocimiento BizkaiaEn este sentido, el informe de barrixe-Observatorio de la Innovación de Bizkaia, elaborado en base a los datos de la Oficina de Patentes y Marcas, refleja una disminución en la solicitud de modelos de utilidad, de diseños industriales y marcas, aunque se incrementan las solicitudes de patentes nacionales.

En el primer semestre de 2020, la solicitud de ‘patentes’ nacionales ha aumentado ligeramente en comparación con 2019, situándose en un total de 20 solicitudes, tres más que el año pasado. Para el conjunto de Euskadi han sido 42 solicitudes, nueve más. El total de peticiones de patentes en la CAV supone el 5,6% de las del Estado.

Respecto a las solicitudes de ‘diseño industrial’ han sido 12, cuatro más sobre la cifra do de 2019. En el computo del País Vasco se aprecia una disminución, al alcanzar un total de 15 peticiones (tres menos), lo que representa el 1,9% de las realizadas en el Estado.

Por otro lado, el comportamiento ha sido bastante negativo en lo referente a los ‘modelos de utilidad’. En Bizkaia se pasa de 31 solicitudes en 2019 a 17 en 2020. En el caso de Euskadi son 50 peticiones, 15 menos que en 2019. Este total significa el 2,9% de las generadas en el Estado.

Finalmente, en Bizkaia, se han registrado 519 solicitudes de marcas nacionales, 34 menos que en 2019. Esta cifra supone algo más de la mitad de las peticiones de Euskadi. El conjunto de la comunidad autónomo experimenta en 2020 una reducción, 952 solicitudes de marcas, 148 menos que en 2019, lo que supone el 3,8% de las correspondientes al Estado.

La actividad empresarial y, en especial la emprendedora, debe de ser consciente de que, hoy por hoy, cuando el conocimiento es fuente de todas las ventajas, utilizar a su favor sistemas de protección se convierte en un factor decisivo porque:

  • Solo las patentes generan derechos exclusivos a favor de su titular con los que poder negociar, ya que además tienen un valor económico per se que se puede cuantificar.
  • A la hora de crecer y fortalecerse, un emprendedor no puede asumir el riesgo de no proteger sus activos, ya que eso supondría dejarle indefenso ante los competidores.
  • No hay ninguna alternativa que garantice los derechos del emprendedor/a si decide no proteger sus invenciones a través de patentes.
  • Los inversores necesitan tener garantizada la exclusividad del negocio por el que se les está pidiendo un esfuerzo económico.
  • Las patentes son instrumentos claves a la hora de internacionalizar una pyme porque le dan la protección necesaria para negociar con potenciales distribuidores o fabricantes de otros países.
  • La persona emprendedora puede obtener una rentabilidad directa de la patente de dos maneras. La primera, explotándola directamente en aquellos países que resulten interesantes. La segunda, licenciar o vender la patente en aquellos países que, por su lejanía, no resulten atractivos al emprendedor/a.
  • El seguimiento y vigilancia de las patentes de las empresas del entorno permite a las y los emprendedores conocer los intereses estratégicos y comerciales de estos.

Información relacionada