cerrar

El Grupo Euskaltel obtiene un beneficio neto de 46,4 millones de euros, un 41 por ciento más

Anuncia un dividendo a cuenta de 14 céntimos de euro por acción, un 10% superior al del ejercicio anterior.

Grupo Euskaltel El Grupo Euskaltel, conformado por Euskaltel, R y Telecable, ha comunicado esta mañana los resultados correspondientes al tercer trimestre del ejercicio 2018, que confirman el sólido crecimiento mostrado a lo largo del año. Los ingresos del Grupo han crecido un 17,4%, hasta alcanzar los 521,1 millones de euros de facturación, mientras que el resultado neto ha sido de 46,4 millones de euros, un 41% superior al de los nueve primeros meses del ejercicio anterior.

El Ebitda, beneficio bruto de explotación, ha alcanzado los 252,9 millones de euros, aumentando un 15,3% sobre el tercer trimestre del año anterior, con un margen sobre ingresos del 48,5%, que sube en 61 puntos básicos, como resultado de la aplicación de las sinergias y medidas de eficiencia anunciadas.

El Cash Flow Operativo (diferencia entre Ebitda e inversiones) ha llegado a los 148,8 millones de euros, con un margen sobre ingresos del 28,5%, margen que habría alcanzado el 32,4% sin considerar los planes de expansión e integración del Grupo, frente a los 31,3% de los primeros seis meses. En total, el Grupo Euskaltel ha generado 85 millones de euros de free cash flow durante los primeros nueve meses del año, lo que representa casi el 17% de los ingresos. El Grupo Euskaltel es un referente en el mercado en generación de Ebitda y Cash flow.

Buena evolución de la expansión

El plan de expansión iniciado por el Grupo Euskaltel durante el presente año está evolucionando de forma satisfactoria. El operador supera ya los 2.000 clientes en Navarra, donde espera mantener su plan de expansión previsto con la apertura de nuevos puntos de venta, con el objetivo de superar los 4.000 nuevos clientes para final de año, en línea con lo anunciado al mercado.

La experiencia de la expansión en Navarra, ha puesto de manifiesto la capacidad técnica del Grupo para ofrecer soluciones de fibra hasta el hogar y IP TV a través de la red de un tercero, gracias al acuerdo estratégico alcanzado con Orange, que permite al Grupo Euskaltel acceder a un mercado de 10 millones de hogares en toda España.

El Grupo Euskaltel ha anunciado las previsiones de crecimiento de su plan de expansión fuera de sus mercados naturales, donde espera ganar 90.000 nuevos clientes para 2022. Asimismo, el Grupo ha avanzado que, fruto de la evolución de los resultados comerciales y de las nuevas oportunidades de negocio, ha actualizado sus planes de negocio, por lo que prevé que los ingresos generados en los nuevos territorios representarán alrededor del 8% del total de ingresos del Grupo en 2022.

Asimismo, respecto al despliegue de su red en las zonas de sus mercados naturales en las que aún no existía acceso a los servicios del Grupo, Euskaltel, R y Telecable sumarán 100.000 nuevos hogares que podrán disponer de acceso a sus servicios.

Paralelamente, durante este tercer trimestre, el Grupo ha continuado con su proceso de modernización de la calidad y la capacidad de su red, con el despliegue del estándar de red Docsis 3.1. Con esta mejora, la red de Euskaltel puede ofrecer el máximo de velocidad y los productos y servicios más avanzados a sus clientes. En su presentación de hoy, el Grupo Euskaltel ha anunciado que está a punto de finalizar el despliegue Docsis 3.1 en todos sus mercados, fortaleciendo así la competitividad tecnológica a largo plazo de Euskaltel, R y Telecable.

Crecimiento en empresa

En lo que respecta al segmento de empresa, hay que resaltar la evolución registrada en los nueve primeros meses del año, que confirma la tendencia positiva iniciada a finales del pasado ejercicio, con un incremento en ingresos del 0,3%, alcanzando los 143,4 millones de euros, revirtiendo la tendencia de los últimos años y sentando las bases del crecimiento futuro en el segmento empresa.

Este crecimiento tanto en ingresos como en clientes -en línea con lo avanzado al mercado-, ha estado sustentado en la incorporación de nuevos contratos conseguidos tanto en el colectivo de pymes como de grandes cuentas, resultado de las nuevas iniciativas comerciales dirigidas a pymes, y de la alianza estratégica suscrita en el primer trimestre del año con Microsoft, que consolida el posicionamiento y fortaleza del Grupo Euskaltel como operador de referencia en el proceso de transformación digital de las empresas. En este sentido, y en línea con las previsiones anunciadas, los ingresos en grandes cuentas aumentaron en más del 9% durante el último año.

A este respecto, y en el marco de los proyectos de transformación digital que el Grupo prevé poner en marcha en los próximos trimestres, cabe citar la adjudicación a R del desarrollo y ejecución del proyecto de Smart City para la ciudad de Lugo.

39.000 nuevos contratos y récord de penetración en banda ancha, móvil y TV

Los nueve primeros meses del año han mostrado una buena evolución en la contratación de productos por parte de los usuarios del Grupo. Los clientes de Euskaltel, R y Telecable superan los 2,363 millones de productos contratados, lo que supone un incremento de 39.000 nuevos contratos durante el presente ejercicio.

En Telefonía móvil se han sumado 32.528 nuevas líneas durante este año. En TV, el crecimiento ha sido de 13.555 nuevos clientes, y en Banda Ancha, el número de productos contratados se ha incrementado en 4.024.

La evolución en la contratación de servicios y productos en el segmento residencial se traduce en un récord de penetración de todos los productos sobre la base de clientes: banda ancha – 85,9%, crece 15 puntos básicos -, móvil – 80,2%, crece 10 puntos básicos -, TV de pago – 70,9%, crece 36 puntos básicos-, sobre el primer semestre del año.

Fruto de la estrategia convergente de la compañía, la cartera de clientes de alto valor con contratos de 3 y 4 productos alcanza el 69% sobre el total de la base de clientes, lo que representa una media de 3,6 productos contratados por usuario.

El tercer trimestre del ejercicio ha sido un período caracterizado fundamentalmente por una extraordinaria competencia en el sector, protagonizada e intensificada por la “guerra” de adquisición de contenidos futbolísticos por parte de los operadores iniciada en verano, que ha tenido consecuencias en todo el mercado. A este respecto, el Grupo Euskaltel fue el primer operador que decidió eliminar la carga extraordinaria del coste de fútbol en TV, para evitar un sobrecoste a sus clientes. Ello, unido al hecho de que Telecable haya renunciado a emitir la Liga de Campeones desde su plataforma de TV, motivado también por el excesivo encarecimiento de la emisión de contenidos de fútbol en televisión, ha tenido como consecuencia que la base de clientes del Grupo se mantenga prácticamente plana durante los nueve primeros meses del año. Las altas netas fijas residenciales durante los primeros nueve meses se contrajeron ligeramente en un 0,3%.

No obstante, superado el efecto del fútbol en TV, la evolución del Grupo en el segmento de residencial en septiembre ha marcado una tendencia positiva con respecto a los meses de verano afectados por este efecto, registrando 1.100 nuevas altas netas positivas en la base de clientes.

La evolución de los ingresos de este último trimestre en el segmento residencial ha sido positiva, registrando un crecimiento del 0,5% con respecto al trimestre anterior.

Crecimiento del dividendo en dos dígitos

El Grupo Euskaltel sigue destacando por unos márgenes de rentabilidad referentes en el sector, manteniendo su posición de líder en Europa en el ratio de conversión de caja, con un elevado margen sobre ingresos del 28,5% - que habría alcanzado el 32,4% sin considerar los planes de expansión e integración del Grupo-. Esta alta conversión del flujo de caja se debe principalmente al hecho de disponer su propia red de fibra de nueva generación y a la estrategia de negocio del operador, que le permite concentrar sus inversiones de capital en el mantenimiento y en la adquisición de clientes.

Como consecuencia de esta importante capacidad de generación de caja, y de acuerdo con el compromiso de la compañía de mantener una política de remuneración al accionista sostenible y creciente, el Consejo de Administración del Grupo Euskaltel ha aprobado la distribución de un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2018, por un importe de 0,14 euros brutos por acción, que representa un aumento de alrededor del 10% respecto al del año anterior. La fecha de pago será febrero de 2019.

El dividendo final con cargo a los resultados de 2018 se determinará en Junta General de Accionistas a celebrar en el primer semestre de 2019.

Dado que el beneficio por acción en los nueve primeros meses del ejercicio ha alcanzado los 26 céntimos de euro, creciendo un un 41%, el Grupo Euskaltel ha anunciado hoy que el dividendo total a distribuir en 2019 crecerá dos dígitos con respecto al del ejercico precedente, en línea con la previsión anunciada al mercado en la anterior comunicación a inversores.