cerrar
  • Está usted en:
  • otros
  • Comercio y Turismo

Por un trabajo bien hecho

El sector de Imagen Personal de Bizkaia apuesta por la profesionalidad, el arte y la calidad.
Con la participación del estilista catalán, Lluís Llongeras, se ha presentado la Norma Profesional de Imagen Personal de Bizkaia. Se trata de la primera norma elaborada en el Estado con estas características que se dirige específicamente a los empresarios/as de peluquería y/o estética, que regentan 2.000 establecimientos de peluquería y 800 salones de belleza en nuestro territorio.

La nueva Norma es el fruto de un trabajo y una dedicación de varios años de las asociaciones que representan a estos profesionales, la Asociación de Empresas Artesanas de Imagen Personal de Bizkaia (BIPE) y la Asociación de Imagen Personal de Bizkaia (IPB), que han contado con el apoyo y acompañamiento de la Diputación Foral de Bizkaia y de la Cámara de Comercio de Bilbao.

En el acto de presentación de la Norma Profesional, celebrado esta tarde en el Hotel Carlton de Bilbao, ha participado Lluís Llongeras, estilista de reconocido prestigio internacional. Así mismo, han intervenido el presidente de la Cámara de Bilbao, José Ángel Corres; la directora de Innovación y Competitividad de la Diputación de Bizkaia, Izaskun Artetxe; la presidenta de BIPE, Mercedes  Martínez; y el presidente de IPB, Manuel Perales.

El número de centros de imagen personal en Bizkaia ha ido creciendo en los últimos años y la persona usuaria otorga cada vez mayor importancia a estos establecimientos en el cuidado de su imagen: un 59% en 2009 (39% de hombres y 69% de mujeres) frente a un 45% en 2004, según el Estudio de Hábitos de Consumo que hace la Cámara de Bilbao. Por esta razón, es fácil comprender la inquietud de las asociaciones profesionales por proporcionar a las y los empresarios de este sector una herramienta que les asegure una mayor profesionalidad, una garantía de calidad y un arte o saber hacer en la prestación del servicio que ofrecen. De ahí, las palabras que definen esta norma: Profesionalidad, Arte y Calidad.

En concreto, la Norma pretende profesionalizar la gestión de las empresas, favoreciendo el desarrollo de las personas, y posibilitar que sean referencia en calidad, para responder en todo momento a las necesidades y expectativas de la persona usuaria. Un hecho, especialmente importante en un sector donde la fidelidad del cliente a su establecimiento habitual es muy alta: un 74% de las personas acude siempre a la misma peluquería o salón de belleza, según el citado estudio de la Cámara de Comercio.

Aunque el seguimiento de esta Norma Profesional de Imagen Personal es voluntario, no cabe duda de su utilidad y beneficio para la empresa, ya que integra requisitos legales, de equipamiento mínimo en función de los servicios ofrecidos, de organización y gestión, de atención a la clientela, y de cualificación del personal. El objetivo es, en definitiva, contribuir a la profesionalización y modernización del sector y de la empresa vizcaína, independientemente de su dimensión y oferta de servicios.