cerrar

"Si no hay un cambio personal en los comportamientos, en los hábitos, las cosas siguen como antes"

22-dic-2017

Javier Iriondo, coach de Intervención Estratégica, ha traslado una serie de ideas sobre “La influencia de nuestros estados emocionales en la productividad y la vida”, durante la conferencia, ofrecida hoy en “Los Viernes de la Cámara”, encuentro empresarial que organizan Cámarabilbao y Euskaltel.

Entre los pensamientos que ha compartido con las personas asistentes, muchos de ellos emotivos, llamativos, reflexivos y rotundos… Javier Iriondo, durante su intervención en 'Los Viernes de la Cámara'

  • Siempre se puede cambiar, recuperar el mundo interior y exterior que hay que ser capaz de superar.
  • La conquista personal es en qué me convierto y sacar una lección de lo que ocurre.
  • Tenemos la semilla de la duda: de qué seré capaz
  • Lo que marca la diferencia de las personas es el músculo emocional, más que los conocimientos.
  • Los estados emocionales son muy importantes en la vida porque condicionan los comportamientos y las decisiones.
  • Los modelos educativos están pensados para tener empleados.
  • La seguridad está en creer en ti.
  • El secreto de la felicidad está en el móvil.
  • Nos pasamos la vida esperando a vivir el futuro.
  • Tratar de evitar los problemas es el principal problema. Los problemas, superarlo, enfrentarse a ellos, son los que construyen la vida.
  • Cuando sientes miedo la vida te está dando una oportunidad. Y cuando lo superar te conoces a ti mismo.
  • Nos conecta la autenticidad, la arrogancia no te conecta con nadie.
  • El enfoque constante sirve para no estar dispersos.
  • Un porqué para hacer las cosas siempre tiene que estar presente, si no hay un porqué no hay pasión, energía.
  • La persona puede crecer más de lo que puede pensar.

En la presentación, el vicepresidente de la Cámara, Juan Mª Sáenz de Buruaga, ha señalado que las emociones individuales y colectivas, positivas o negativas, “influyen en la dinámica de las organizaciones y condicionan, muchas veces, la toma de decisiones, afectando a la vez en objetivos, acciones y resultados”. “Lo ideal –ha añadido- es mantener un clima de confianza, que funcione la interacción, la empatía y la asertividad en los entornos profesionales, que hagamos comunicación positiva, que cuidemos y respetemos a nuestros públicos internos y externos, porque todo ello repercute en la motivación, en el clima laboral y en la productividad”.