cerrar

La industria de Bizkaia afronta con mayor optimismo la recta final de 2020

13-oct-2020

La incertidumbre generada en la industria de Bizkaia por el escenario de desaceleración provocado por la crisis económica del Covid-19 se está atenuando según transcurre el año.

coyuntura industrial bizkaiaEn este sentido, y según indican las empresas que responden a la Encuesta de Coyuntura Industrial que realiza Cámarabilbao, las previsiones del sector industrial vizcaíno para la recta final de 2020 son claramente más optimistas que en el mes de junio.

En concreto:

  • Un 40% de las industrias de Bizkaia espera un aumento de la producción en el quinto trimestre de 2020, el 30% prevé mantenerla, pero el 30% cree que disminuirá. A finales de junio las industrias que esperaban un crecimiento se situaban en el 26%.
  • El 42% de las empresas industriales pronostica una subida de su cartera de pedidos, el 28% piensa que la mantendrá y el 30% indica que disminuirá. Son previsiones más optimistas, ya que al finalizar el primer semestre era un 26% el que indicaba crecimiento, un 48% estabilidad y un 26% reducción.
  • El 45% de las compañías cree que subirán sus ventas, el 31% prevé una caída y el 24% restante habla de estabilidad.
  • En cuanto a las exportaciones, un 32% espera un incremento, el 19% pronostica descenso y el 42% cree que sus ventas exteriores se mantendrán.
  • Respecto a la cifra de personas ocupadas, las perspectivas apuntan mayoritariamente por la estabilidad (63%), aunque un 20% tiene previsto reducir la plantilla y un 17% prevé aumentarla.
  • Sectorialmente, los fabricantes de Bienes de Equipo son los más afectados por la crisis del Covid al presentar saldos netos negativos en todas las previsiones.
  • Y, un 80% de las empresas ha incrementado o mantenido su nivel de inversión durante los meses de julio y agosto.

Impacto del Covid-19 en la industria

Un 75,8% de las industrias encuestadas por CÁMARABILBAO considera que su recuperación será paulatina y por fases en función de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos socioeconómicos. A una distancia considerable se sitúan el resto de alternativas: un 9,5% apuesta por una vuelta rápida a la normalidad, un 8,4% por una recuperación parcial con la incorporación de avances importantes en el modelo de negocio y el 6,3% restante por un cambio radical respecto al modelo previo a la crisis.

Por otro lado, un 55,8% de las empresas afirma que la pandemia ha tenido un impacto elevado o muy elevado en la necesidad de desarrollo de nuevas habilidades del personal de su organización.

Por orden de prioridades, las señalan que, a partir de la crisis sanitaria, las habilidades del su equipo directivo deberían ser:

  • Más flexible: capaz de adaptarse a un entorno más volátil y menos predecible, gestionando la incertidumbre.
  • Más creativo: capaz de idear soluciones fuera de lo habitual para adaptarse a nuevas necesidades.
  • Más ético: actuar consciente, consecuente y responsablemente con la situación socioeconómica que le rodea.
  • Más diestro digitalmente: entender y dominar las herramientas del entorno digital.
  • Más abierto: capaz de relacionarse con otros actores económicos y establecer dinámicas colaborativas interna y externamente.
  • Más ágil: saber gestionar un número mayor de tareas, pero de menor envergadura, más concretas y en tiempos más reducidos.

Información relacionada