cerrar

"La generalización de las pensiones viene por el empleo"

27-sep-2019

Ignacio Etxebarria, presidente de la Federación de EPSV de Euskadi, ha señalado que ”la pensión pública debe ser estable y sostenible, vinculada al IPC”.

Así lo ha afirmado en “Los Viernes de la Cámara”, encuentro empresarial que organizan Cámarabilbao y Euskaltel, donde ha expuesto la situación de las pensiones y el papel de la previsión social complementaria.

El actual sistema de previsión social lo conforman: el sistema público, la Seguridad Social (años de cotización), las EPSVs de empleo (previsión complementaria emanada de la negoción colectiva) y las EPSVs individuales (ahorro personal para la pensión).

La charla ha tenido una gran acogida.Etxebarria ha explicado el momento actual del sistema de previsión social en la Comunidad Autónoma Vasca donde las pensiones contributivas superan las 559.400, con un importe anual de más de 17.200 millones de euros. La pensión media en Euskadi se sitúa en los 1.233 €; en el Estado la máxima es de 2.659 €. En el caso de la previsión complementaria, representa el 31% del PIB del País Vasco. El presidente de la Federación de EPSV de Euskadi ha vaticinado que en 2050 la Seguridad Social estará equilibrada.

Entre las soluciones, ante un problema vital como las pensiones, Ignacio Etxebaria ha propuesto algunas soluciones: es necesario un acuerdo político que dé estabilidad, que la gente conozca los parámetros de su jubilación, definir qué pasa con la cuantía de la pensión, que debe ser estable y sostenible, vinculada al incremento del IPC.

En la CAPV, en 2018, las EPSVs tenían 823.000 socios, un patrimonio de 24.800 millones y unas prestaciones de 880 millones de euros. Se realizan, sobre todo, a través del sector público y el mundo cooperativo. En el conjunto del País Vasco el número de trabajadores con EPSV alcanza, “de manera desigual” las 282.965 personas (26.404 en Álava, 70.008 en Bizkaia y 186.553 en Gipuzkoa) que, sobre el total de la población ocupada por territorio histórico, representa el 19%, 15% y 61%, respectivamente.

El Gobierno Vasco trata de generalizar la previsión complementaria a través del sistema de empleo (todavía pendiente). El problema, ha señalado Etxebarria “está en la negociación colectiva, que no pasa por los mejores momentos”. “La previsión complementaria -ha añadido- se hace con tiempo y necesita una fiscalidad más amable para las aportaciones empresariales”.

En este sentido, Ignacio Etxebarria ha comentado también cómo debería ser el sistema de empleo preferente: ofrecerse a toda la plantilla de la empresa, requerir aportaciones compartidas del empresario y del trabajador e imposibilitar el rescate para fines ajenos a la previsión social, “las prestaciones deben realizarse en forma de renta y abarcar al conjunto de la población trabajadora”.

Por su parte, José Ángel Corres, presidente de Cámarabilbao, ha comentado que “la hucha de las pensiones no da para más, el gasto de la Seguridad Social sigue creciendo y se ha convertido en un verdadero problema para mantener el estado de bienestar”. Los datos indican que el coste de las prestaciones va en aumento y el incremento de pensionistas, por la mayor esperanza de vida, dificulta la sostenibilidad del sistema actual, “sostenibilidad que pasa por buscar el equilibrio entre los gastos y los ingresos”, ha añadido.