cerrar

El prestigio de ser 'Cónsul de Bilbao'

24-jun-2019

Ibon Areso, Miren Arzalluz, Alex Cruz, Vicente-María del Arenal, Antonio Garamendi y Juan Ignacio Vidarte

Desde del 21 de junio, Bilbao cuenta con cinco nuevos ‘Cónsules’ y una ‘Consulesa’ nombrados por la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación. Su compromiso será “llevar el nombre de Bilbao con orgullo por todo el mundo, y propagar nuestras virtudes de trabajo, honradez y hospitalidad”.

El acto de proclamación, muy emotivo, se celebró el pasado viernes, coincidiendo con el 508 aniversario del Consulado de Bilbao, en el claustro del Euskal Museoa, con la presencia de personalidades de diferentes instituciones, de la vida socioeconómica, empresarial y cultural de Bilbao y Bizkaia, de las y los miembros del Comité Ejecutivo y del Pleno de la Cámara, así como de los familiares de los homenajeados. Previamente, bajo la balconada del Consulado de Bilbao, en la Iglesia de San Antón, tuvo lugar un aurresku en honor de los nuevos ‘Cónsules’.

Todos ellos tienen grandes méritos en sus trayectorias personales y profesionales, experiencia y conocimiento, desde el ámbito público al privado. Seis personas que siempre llevan en su pensamiento y corazón a Bilbao y a Bizkaia, y han engrandecido a Euskadi en el panorama internacional.

Ibon Areso, exalcalde de Bilbao y 20 años como concejal en el Consistorio bilbaíno; Miren Arzalluz, historiadora experta en la vida y obra de Cristóbal Balenciaga y actual directora del Palais Galliera - Museo de la Moda de París; Alex Cruz, máximo responsable de la compañía aérea British Airways; Vicente-María del Arenal, notario de Bilbao, especialista en derecho foral, jurídico y económico; Antonio Garamendi, presidente de CEOE; y Juan Ignacio Vidarte, director del Guggenheim Bilbao Museoa.

Durante su intervención en el Museo Vasco, el Prior y presidente de la Cámara, José Ángel Corres, comentó que el Consulado de Bilbao, “se creó para defender los intereses de navegantes y mercaderes de la Villa”, con competencias exclusivas sobre la ría y el puerto, y que desarrolló una legislación mercantil y marítima que fue imitada en diferentes partes del mundo, sobre todo en Latinoamérica.

José Ángel Corres, al referirse a la nueva consulesa y a los seis cónsules, subrayó que es “muy positivo que sean admirados y reconocidos en sus tareas diarias porque son un activo para nuestro país que no podemos perder”. “Su compromiso -argumentó- será llevar el nombre de Bilbao con orgullo por todo el mundo, y propagar nuestras virtudes de trabajo, honradez y hospitalidad. Como personas que son de ciencia, conciencia y experiencia, en el urbanismo, la práctica jurídica, la empresa, la moda y la cultura, sabemos que cumplirán con acierto esta misión tan importante y conveniente para el futuro de nuestro País”, aseveró.

En sus intervenciones, después de recibir la medalla y el título de ‘Cónsul’, Ibon Areso destacó la trayectoria de la Cámara y su participación en la creación y promoción de la marca “Bilbao”.

Miren Arzalluz, visiblemente emocionada, recordó a su aita Xabier Arzalluz, y su visita a la Plaza de los Vizcaínos, en Brujas, donde estuvo la sede del Consulado de Bilbao, remarcando la importancia histórica de esta institución.

Alex Cruz, por su parte, señaló que “no es difícil vender Bilbao”, pero “ser de Bilbao conlleva la responsabilidad de representar los valores que nos caracterizan a los bilbaínos”.

Vicente María del Arenal, muy vinculado a la Cámara y a su Corte de Arbitraje, acentuó el papel del Consulado en el desarrollo de Bilbao y su “incidencia fundamental en el derecho mercantil” por las Ordenanzas que fueron asumidas por “nueve repúblicas iberoamericanas”.

Antonio Garamendi indicó que es “emocionante que los tuyos te reconozcan” y se mostró orgulloso de pertenecer a un colectivo que tiene 500 años de historia.

Finalmente, Juan Ignacio Vidarte, recordó su paso profesional por la Cámara y valoró positivamente su “apertura al mundo como uno de los rasgos de su identidad”.