cerrar

"Euskadi quiere seguir siendo un país industrial"

Así se ha expresado, Arantxa Tapia, Consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, en “Los Viernes de la Cámara”, encuentro empresarial que organizan Cámarabilbao y Euskaltel.

Durante su conferencia, Tapia ha explicado los retos del sector industrial, pero sin olvidar los servicios industriales “si queremos ser avanzados y competitivos”. La consejera del Gobierno Vasco ha expuesto las premisas y las acciones en las que se apoya el desarrollo industrial y energético de la Comunidad Autónoma.

La consejera Arantxa Tapia, durante su intervención en Los Viernes de la CámaraAntes, ha comentado la situación internacional que es de incertidumbre. “La guerra comercial EEUU-China no se ha solucionado y nos afecta. Es momento de que la UE haga una reflexión de unión para hacer frente a ambos países”, ha reflexionado. Además, en el caso de China, está latente la crisis del coronavirus -hay 200 empresas vascas en la zona de la epidemia- que puede tener su impacto económico.

Sobre el Brexit -el Reino Unido abandona hoy la UE- Arantxa Tapia ha señalado que tenemos un año de transición, pero hay que estar atentos al acuerdo que GB alcance con la Unión Europea. Y, en el caso de Alemania, ha valorado que “no acaba de despegar y la situación nos afecta”.

Respecto al momento actual que vive Euskadi y sus acciones de futuro, la responsable de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco, ha subrayado que “debemos tener un desarrollo económico y social equilibrado, y los dos se tienen que realimentar”.

Centrada su intervención en los retos de la industria, Arantxa Tapia, ha indicado que, en innovación tecnológica e industrial, el Gobierno Vasco ha incrementado en un 5-6% los recursos en I+D, teniendo en cuenta tres vectores: “ser excelentes, especializarnos y focalizarnos en lo que sabemos hacer y estar cerca del mercado”.

La digitalización, ha explicado, nos ayudará a transformarnos, pero debemos mejorar la productividad y la competitividad. Y, en caso de la ciberseguridad, un elemento crítico, “hay que estar preparados para resolver incidencias de robo de información”.

Por otro lado, ha remarcado que hay que convivir con las tecnologías y prepararse, igual que poner en marcha nuevos modelos de negocio y gestión en las empresas, “quien tenga los datos va a generar valor y precio”, ha reafirmado Arantxa Tapia.

La consejera también se ha referido al desarrollo de las infraestructuras, haciendo especial mención al sistema ferroviario, “columna vertebral de la movilidad del país, en un marco de desarrollo sostenible y respeto medioambiental”. En este contexto, ha pronosticado que el horizonte del TAV sigue siendo 2023, “aunque queda mucho trabajo por hacer”, una infraestructura vital que no unirá con eje Atlántico, la Meseta, Francia, el corredor del Mediterráneo, y potenciarla las conexiones con el Puerto de Bilbao.

En el capítulo de desarrollo energético, Tapia ha incidido en que “no entendemos la industria sin energía” y los objetivos del ejecutivo vasco son: apostar por la eficiencia energética y duplicar la energía renovable.

Finalmente, ha recordado la importancia de “vivir el mundo digital” y para ello hay que preparar a los jóvenes y a las personas que en estos momentos están trabajando. Así mismo, aprovechar el talento y no desaprovechar las actitudes y aptitudes de las nuevas generaciones.

El presidente de Cámarabilbao, José Ángel Corres, en la presentación del encuentro, ha subrayado que el objetivo prioritario siempre ha sido, es y seguirá siendo, “trabajar en favor del desarrollo de la industria, músculo, motor y factor básico de nuestro desarrollo como núcleo económico y como país. Un sector clave con un importante componente de I+D y tecnológico, con una producción de alto valor añadido y con gran apertura al exterior”.

José Ángel Corres ha comentado que la industria vasca trabaja en una nueva revolución “basada en la digitalización, la inteligencia artificial, la robótica, la ciberseguridad, la ingeniería o las telecomunicaciones, sin olvidar temas como captar talento, la inversión en proyectos de oportunidad o el desarrollo sostenible y la mejora medioambiental”. Sin embargo, ha añadido, también tiene sus desafíos y necesidades, y se ve afectado por los vaivenes geopolíticos, nacionales e internacionales, las guerras comerciales y arancelarias, el Brexit, por las reformas fiscales, del mercado de trabajo o la mejora de nuestras infraestructuras terrestres”.