cerrar

Juan March de la Lastra, presidente de Banca March, participa en el XII Foro de Empresa Familiar de las Cámaras Vascas

04-dic-2019

March realizó la exposición 'Cien años de una empresa financiera familiar' y participó en una mesa redonda en la que analizó las enseñanzas de las empresas familiares centenarias junto con Rafael Erhardt, vicepresidente del Grupo Erhardt, Gonzalo Urrestarazu, gerente de Arrese Bizkaia, y Félix Lascaray, presidente de Lascaray.

Encuentro Foro Empresa Familiar

Encuentro del Foro de Empresa Familiar de las Cámaras VascasJuan March de la Lastra, presidente de Banca March, ha participado en el XII Foro de la Empresa Familiar de las Cámaras Vascas, que este año ha analizado las claves de la longevidad de las empresas familiares.

En su exposición, el presidente de Banca March, representante de la cuarta generación del único banco 100% familiar del sistema financiero español, ha presentado el modelo —no replicable— de la entidad, que aspira a convertirse en el banco de referencia para empresas familiares y familias empresarias en España. “Banca March, fundada en 1926 en Palma de Mallorca es un banco especializado en empresas familiares, familias empresarias y profesionales, que basa su actividad en un sólido balance, productos diferenciados y un excelente asesoramiento”, ha explicado Juan March de la Lastra.

Por su parte, José Ángel Corres, presidente de CÁMARABILBAO, ha destacado que “en estos momentos de incertidumbre política y de síntomas de ralentización económica, la continuidad de la empresa familiar es un factor clave de desarrollo y de competitividad. Y, para ello, la profesionalización de su organización puede ser un factor clave de supervivencia y de rentabilidad”. Asimismo ha reconocido los valores de la empresa familiar en Euskadi, “siempre con una actitud positiva, ambiciosa en los negocios, proactiva para salir adelante, y marcando prioridades para conseguir sus objetivos de rendimiento empresarial y creación de empleo. Valores que desde todas las instancias debemos valorar y reconocer públicamente”.

Alejandro Beitia, presidente del Foro de Empresa Familiar de las Cámaras Vascas – Eusko Ganberak, ha centrado su intervención en la continuidad de las empresas familiares, “para la que no hay formula mágica que se aplique y ninguna explicación única a su supervivencia, pero entre las razones se encuentran una gestión responsable, la anticipación a los problemas empresa-familia, su capacidad de adaptación, su constante innovación y, por su supuesto, la aplicación a la familia y al circulo empresarial de valores como la persistencia, el esfuerzo o la dedicación al trabajo”.

En este sentido, ha señalado dos grandes retos para que la empresa familiar en Euskadi sea un referente estatal y europeo. “El primero vinculado a la transición y relevo generacional, debiendo evolucionar a un modelo que le permita conservar el carácter familiar de la empresa sin renunciar a la innovación y a la expansión del negocio. Y, el segundo, definir un modelo de negocio acorde al tamaño de la actividad empresarial, adaptado a los procesos de automatización y digitalización.

Durante una mesa redonda posterior, el presidente de Banca March ha intercambiado experiencias y enseñanzas en torno a las empresas familiares que llegan a ser centenarias con Rafael Erhardt, vicepresidente del Grupo Erhardt, Gonzalo Urrestarazu, gerente de Arrese Bizkaia, y Félix Lascaray, presidente de Lascaray.

Los ponentes abordaron cuestiones como los retos de la transmisión generacional en las empresas familiares y las razones que les hacen perdurar en el tiempo, como su gestión responsable, la anticipación a los problemas empresa-familia o su capacidad de adaptación y constante innovación.