cerrar

"Un paso adelante": Lucha contra la morosidad

En el mes de febrero se aprobó el Real Decreto Ley de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo.
Uno de sus capítulos se refiere a las Medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, modificando la Ley 3/2004. Con esta reforma se completa la adaptación de la normativa española a la Directiva 2011/7/UE, cuyo plazo de transposición vence el próximo 16 de marzo.

Entre las principales modificaciones se encuentra la determinación de los plazos de pago, que se simplifican y pasan a ser de 30 días naturales (antes 60) desde la recepción del producto /servicio, si no se hubiera fijado plazo entre las partes. Estas podrán pactar ampliarlo, como máximo hasta los 60 días naturales.

Otro de los cambios que plantea la reforma es el derecho al tipo legal de intereses de demora, que será la suma del tipo de interés aplicado por el Banco Central Europeo más 8 puntos porcentuales (antes eran 7). En cuanto a la indemnización por costes de cobro, el acreedor tendrá derecho a cobrar del deudor una cantidad fija de 40 euros que se añadirá a la deuda principal; además, la indemnización por los gastos de cobro que estén debidamente acreditados.

Por último, considera cláusulas abusivas, y por tanto nulas, aquellas pactadas entre las partes sobre la fecha de pago y las consecuencias de la demora, que difieran en cuanto al plazo de pago y al tipo de interés de demora establecidos en la Ley. También las cláusulas que resulten contrarias a los requisitos para exigir los intereses de demora, cuando tengan un contenido abusivo en perjuicio del acreedor, consideradas las circunstancias de cada caso. Se presumirá abusiva la claúsula que excluya la indemnización por costes de cobro.