cerrar

El comercio debe ‘abrazar’ la tecnología para ser competitivo

02-dic-2020

En el marco del XXII Encuentro del Comercio Vasco, el consejero Javier Hurtado ha destacado que "el comercio debe cambiar, adaptarse, reinventarse para poder enfrentarse a un escenario cargado de incertidumbre".

Encuentro Comercio Vasco

La nueva era del comercio vasco está vinculada a las tecnologías y a su relación digital con los clientes. Así ha quedado de manifiesto durante el XXII Encuentro del Comercio Vasco organizado por el Departamento de Turismo, Comercio y Consumo del Gobierno Vasco y Eusko Ganberak - Cámaras Vascas con el lema “El comercio de la nueva era”.

En la presentación del encuentro, difundido también por streaming, el Presidente de la Cámara de Álava, Gregorio Rojo, en representación de las Cámaras Vascas – Eusko Ganberak, ha subrayado que el título de esta edición “De persona a persona, el comercio de la nueva era” resume el gran reto que tiene delante el comercio; la necesidad de ofrecer un servicio y producto personalizado y diferenciado, capaz de enganchar y fidelizar al cliente, cualquiera que sea el canal o los canales que utilice para su compra y desde la realidad de su tamaño como empresa, haciéndose un hueco entre los grandes market places (Marquet pleises), las grandes cadenas y otros comercios de similares características a los suyos”.

Por su parte, el consejero Javier Hurtado ha subrayado que la transformación digital es un camino imprescindible, “el comercio debe cambiar, adaptarse, reinventarse para poder enfrentarse a un escenario cargado de incertidumbre, en el que la flexibilidad y la capacidad de reacción van a ser indispensables”. En este sentido, el responsable del departamento de Turismo, Comercio y Consumo ha señalado que con la digitalización y la omnicanalidad “se abre un camino hacia un nuevo rol social del comercio de proximidad, donde el comercio local debe mantener su identidad y singularidad, con tiendas de barrio y también tiendas 4.0”.

Marc Vidal, durante su intervención<br>en el XXII Encuentro del Comercio VascoLa ponencia central del encuentro ha sido desarrollada por Marc Vidal, especialista en transformación y estrategia digital, que ha definido las claves para afrontar un escenario tan estimulante como la digitalización. La pregunta es: ¿llegamos a tiempo al futuro? “El futuro ya ha llegado” ha afirmado, el patrón es saber si estamos en el camino adecuado en un momento de complejidad económica originado por la pandemia. Y, en este contexto, hay que saber qué tiempo tenemos para cambiar las cosas: “Cuando todo cambia, el que cambia no siempre gana, pero el que no cambia siempre pierde”, ha recalcado

Vidal ha explicado que la salida de la crisis pasa por gestionar la incertidumbre y apostar por los modelos tecnológicos, “la incertidumbre puede ser un motor de alerta que hay que asumir como un valor y gestionarla con flexibilidad. Hay que aceptar que el mundo ha cambiado y que se necesita formación y conocimiento tecnológico”.

Durante su intervención, el divulgador tecnológico ha dado varias pautas para afrontar la digitalización. En primer lugar, el cliente debe estar en el centro, sus datos se transforman en información y conocimiento que nos permitirán identificar comportamientos y generar procesos de compra. Luego están los procesos automatizados y los nuevos modelos de negocio que precisan de innovación, además de ser tecnológicamente más humanos.

Seguidamente, en una mesa redonda de profesionales se han abordado tres teman básicos para el comercio: transformación digital, punto de venta y orientación a clientes.

Imanol Torres, profesor de Marketing de la Universidad de Deusto, al hablar de “Transformación digital en el comercio, una visión práctica”, ha comentado que el comercio se ha transformado gracias a las tecnologías, “pero no ha terminado”. “El cambio -ha remarcado- es insoslayable, tenemos que adecuarnos a los nuevos tiempos y utilizar las herramientas que hay a nuestra disposición”. Y ha aportado tres datos significativos: el 92% de la población interactúa, un 98% de las personas se conecta a través del móvil y el 85% es activa en redes sociales.

Torres ha expuesto cómo se está transformando el sector del retail al cambiar la cadena de suministro, la manera de relacionarse con los clientes y el uso de las tecnologías para vender. La nueva relación con el comprador pasa por la omnicanalidad que posibilita ampliar las oportunidades de venta y tener nuevas experiencias de compra, más rápidas y cómodas. Además, permite conocer al cliente en tiempo real y la creación de comunidades para compartir experiencias, información y opinión.

Álvaro Cabrera, CEO de KENDU, In-Store Visual Solutions, también ha insistido en la importancia de la ommicanalidad. En su exposición de “Cómo ha de ser el nuevo punto de venta”, en el marco del actual proceso tecnológico, ha preguntado cómo a va a ser 2021. “El mercado del retail -ha argumentado- va a responder con optimismo después de la incertidumbre originada por la Covid, va a ser el año de la experimentación con nuevas dimensiones del punto de venta. El futuro está lleno de oportunidades, pero hay que reinventarse con formatos diferentes para llegar al consumidor”, ha recordado.

Por su parte, Arantxi Eizaguirre, formadora y coach profesional, ha centrado su intervención en las personas “Conectando desde otra mirada el foco en la vida”. Los cambios de posición, de valor y de modelo empresarial están siendo y van a ser importantes en la clientela, “la nueva orientación debe basarse en la empatía y la flexibilidad, dos factores determinantes para alcanzar el éxito”

Para Eizaguirre es necesario conectar de diferente forma con los clientes: digitalmente, para ofrecer comodidad y adaptación; sosteniblemente, fomentando que se compre únicamente lo necesario, de modo racional y eficiente; y de manera igualitaria con todo el público objetivo en las estrategias comerciales, de comunicación y orientación.

Finalmente, el Encuentro del Comercio Vasco, ha acogido una mesa experiencias de tres establecimientos que han explicado sus modelos de negocio vinculados a procesos de digitalización: Artepan, de Vitoria-Gasteiz; Mercado de la Ribera, de Bilbao; y Maisor, de Getaria.